Editorial Rimpego

San Isidoro, de Sevilla a León

Julián González Prieto

En el verano de 1063, Fernando I, que estaba prestigiando su capilla palatina, habilita una embajada para recuperar de la taifa de Sevilla las reliquias de algunas mártires. Al frente de la comitiva puso a los obispos Ordoño (Astorga) y Alvito (León). La encomienda –una de las más singulares y apasionantes de la Edad Media– culmina con la traslación de los restos de san Isidoro, Doctor Hispaniae, desde Sevilla a León.

125 X 196 mm | 112 pp. | cartoné

ISBN: 978-84-16610-24-2

PVP: 14,00 €